Al ser una isla, la pesca ha sido fundamental para la supervivencia y el desarrollo de Fuerteventura. Y es por esto que su litoral esta bañado de pueblos pesqueros, pero esto no es algo relativamente nuevo. Desde la época de los aborígenes (los mahos) la pesca ha sido algo importante, aunque no por esto primordial, puesto que el principal modelo de economía de ese entonces era la agricultura y la ganadería

.aborigen 2

Para los antiguos, el mar no servía solo para obtener alimentos, sino que también servía como medio para obtener las materias primas con las cuales elaboraban utensilios; conchas, espinas, cantos rodados, etc. Además dentro de la cultura religiosa aborigen este medio cumplía una función muy importante, según Juan Francisco Navarro Mederos (profesor catedrático de la Universidad de La Laguna e investigador): «del mar venían las almas de sus antepasados, y por el mar salía y se ocultaba el astro que regía su vida y su sistema de creencias, el sol»

Puesto que el mar era tan importante en su cultura, se dice que los antiguos eran expertos nadadores, aunque según se dice, desconocían el arte de la navegación. Por tanto, a la hora de pescar, no se alejaban mucho de la costa. Efectuando así lo que se conoce como “pesca de orilla”. Sus botes eran pequeños y posiblemente fabricados con odres (Piel de algún animal, cosida, pegada y preparada para guardar o contener líquidos)  inflados que se unían entre sí con juncos u hojas de palmeras. Aunque todo apunta que la comunicación insular fue escasa debido a las corrientes internas y a la inestabilidad de sus navíos.

Los métodos de pesca que utilizaban los mahos eran muy variados, los más conocidos eran; la pesca nocturna con mechones de tea (astillas de madera empapadas en resina que se enciende para alumbrar o para prender fuego),  la pesca de caña con anzuelos de hueso, el uso de estos era conocido por todo el archipiélago y se realizaban con hueso y cuernos, y la pesca con trampas o redes de juncos. Otra de las técnicas más conocidas era el “barbasco” o “embroscado” que consistía en usar la savia de la tabaiba o cardón diluida en el agua de los charcos, donde sus propiedades tóxicas adormecían a los peces y facilitaban su pesca. Además de estas actividades también marisqueaban, debido a las condiciones meteorológicas se llevaba a cabo todo el año, siendo las especies recolectadas la lapas, burgaos y mejillones.

opcion2

© 2017 CICRID - C/ Hermanos Machado, 2 - Puerto del Rosario - Fuerteventura - 35600 - España - @ cicrid@gmail.com